Solicitar créditos rápidos en 2016

posted on 02 Jul 2016 00:57 by paugom

Conseguir un crédito rápido en 2016 una necesidad a la orden del día

Ni la reactivación de la economía mundial, ni la mejora del crecimiento económico en España pueden librarnos de ciertos tipos de situaciones en las que conseguir financiación inmediata es una necesidad.

El año 2016 parece que comienza con mejoras perspectivas en cuanto a la economía y al empleo familiar. Aún así las situaciones de necesidad urgente de dinero rápido durante el 2016 volverán a darse para personas, inversores y familias.

Un gasto imprevisto, una enfermedad, una buena oportunidad de negocio siempre son situaciones en las que será preciso pedir créditos rápidos y en la actualidad son varias las empresas que prestan este tipo de servicios.

Normalmente las operaciones de hasta 1.000 euros de financiación no precisarán más que unos minutos para su concesión y con los mínimos requisitos exigibles. Si la necesidad de crédito y financiación es mayor, hasta 10.000 euros el plazo de concesión será un poco mayor de aproximadamente 24-48 horas y el papeleo y trámites un poco más extensos.

En unas horas, sin papeles, sin preguntas …

Llegados a este punto hay varias empresas y páginas webs especializadas en decidir por nosotros realizando comparativas, sobre cuáles son las opciones más ventajosas en cuanto a rapidez e intereses. También será importante a la hora de decidir en qué lugares nos exigirán menos trámites y requisitos ya que no olvidemos que en la mayoría de las veces en las que se busca un crédito rápido online la rapidez en su concesión es fundamental. Aquí tiene especial relevancia la exigencia de algún aval, nómina o incluso la posibilidad de créditos rápidos con ASNEF. Muchos solicitantes se encuentran en paro o no siempre tendremos una nómina para demostrar nuestros ingresos.

Rapidez, facilidad, simplicidad

Cualquiera de estos tres adjetivos son aplicables a los créditos online rápidos de concesión inmediata. Pocas preguntas y menos requisitos para obtener la fuente de financiación que necesitamos para pasar “un apuro” o realizar una pequeña inversión que no puede esperar hasta mañana.

El consumidor debe buscar y comparar entre el amplio abanico de ofertas de empresas de microcréditos que ofrecen sus servicios recordando que cualquier necesidad de financiación no debe tener como fin el pagar otro crédito sino pasar ese momento de necesidad.


En todo caso parece que el 2016 volverá a ser un año de crecimiento en la concesión de este tipo de microcréditos a las familias e inversores.

La TAE de los minicréditos

posted on 02 Jul 2016 00:44 by paugom

¿Debemos hacer caso a la TAE de los minicréditos?

Mucho OJO con la TAE de los créditos rápidos

Hace poco más de un mes Adicae alertó a los consumidores de los altos intereses que cobran las empresas que ofrecen créditos rápidos, que pueden llegar a sobrepasar el 4.000 % TAE, una cifra que suena desproporcionada, sobre todo si lo comparamos con los intereses de los préstamos personales bancarios que, de acuerdo con los últimos datos del Banco de España, se situaron en el 8,70 % TAE de media en noviembre de 2015. Pero ¿son en realidad tan caros estos préstamos? El comparador financiero HelpMyCash nos explica por qué no debemos hacerle caso a la TAE de los minicréditos y nos da las claves para conocer el precio real de estos productos.

Cómo calcular el precio real de los minicréditos

Aunque la TAE que aparece en las plataformas de estos créditos es real, no debemos prestarle la misma atención que le dedicaríamos a la de un préstamo personal a largo plazo y de importe elevado. Estos productos tienen un plazo de reembolso muy corto, normalmente de un mes como máximo, por lo que la TAE, una medida anual, no es una buena herramienta para calcular su precio.

Los minicréditos permiten conseguir cantidades pequeñas de dinero muy rápido, que no suelen superar los 900 euros y que tienen un plazo de reembolso alrededor de los 30 días. Por lo que la manera más fácil de calcular el coste efectivo y poder comparar entre distintas ofertas es hacerlo con una medida estándar como “100 euros a 30 días”. El coste medio de estos préstamos ronda el 1 % diario, por lo que por un crédito de 100 euros a un mes pagaremos alrededor de 30 euros en intereses.

Los simuladores de las distintas plataformas de minicréditos nos permiten conocer cuánto pagaremos en total según la cantidad y el plazo que escojamos antes de comenzar el proceso de solicitud y así valorar si nos conviene o no pedirlos.

El uso responsable: la clave para no sobreendeudarnos

A menudo se escuchan noticias de personas abrumadas por las deudas de los minicréditos, de historias de usuarios que tienen que devolver cantidades superiores al doble del importe que pidieron.


Los requisitos para poder acceder a este tipo de financiación son más laxos que los exigidos por los préstamos bancarios, aunque las entidades de créditos rápidos realizan análisis previos a la concesión para valorar si seremos capaces de reembolsarlos sin problemas ya que es de su propio interés que sus clientes sean capaces de reembolsar el dinero prestado.

Sin embargo, está en nuestras manos valorar si podemos permitirnos solicitar este tipo de financiación y de realizar la solicitud con la información correcta. Antes de llevar a cabo la solicitud es importante recordar que tendremos que reembolsar el capital solicitado más los intereses devengados en un único pago al cabo de un plazo máximo de 30 días. Como hemos mencionado antes, gracias a los simuladores que ofrecen estos minipréstamos podremos saber cuándo y cuánto tendremos que devolver y calcular si seremos o no capaces de hacerlo.


Por esto es sólo recomendable solicitarlos siempre que estemos 100 % seguros de que podremos reembolsarlos sin problemas dentro del plazo acordado. Si creemos que podemos tener problemas para liquidar la deuda, lo mejor es abstenerse de utilizar este tipo de financiación.

En 2016 más préstamos personales

posted on 02 Jul 2016 00:15 by paugom

En 2016 se concederán más y mejores préstamos personales

Parece que lo peor de la crisis económica ya ha pasado y eso se traducirá a lo largo de este año en el aumento de la concesión de préstamos personales a hogares españoles, que ya disponen de la solvencia necesaria para cumplir los requisitos impuestos por las entidades financieras. El incremento de la oferta también provocará la mejora de las condiciones de los nuevos créditos al consumo, por lo que los demandantes de financiación dispondrán de más opciones y más baratas.

El aumento de la concesión de nuevos préstamos personales en 2016 no es una gran sorpresa, puesto que el año pasado ya se incrementó el volumen de crédito nuevo. Si se echa una rápida ojeada a los resultados anuales de los grandes bancos españoles, se puede comprobar como a lo largo del 2015 se concedieron más créditos al consumo que el año anterior. Por ejemplo, CaixaBank registró un aumento del nuevo crédito al consumo del 48 % respecto al 2014.

Sin embargo, hasta el verano no veremos una clara recuperación de la concesión de nuevos préstamos personales. Según BBVA Research, hasta entonces las tasas de crecimiento serán negativas, pero a partir de ese momento los préstamos al consumo subirán más del 4 % y ese crecimiento se mantendrá durante los años posteriores.

Préstamos personales más rápidos y más baratos

Como apuntan desde el comparador de préstamos HelpMyCash.com, los créditos al consumo que se concederán a lo largo del 2016 serán más baratos y más rápidos. Según la Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas), la competencia entre las entidades y la caída de los márgenes de financiación contribuyeron a la mejora de las condiciones de financiación en 2015 y se espera que ésta sea la tendencia dominante durante el año en curso. De esta manera, los préstamos personales que se concedan en 2016 serán probablemente más baratos, aunque hoy ya es posible encontrar créditos al consumo por debajo del interés medio, que en diciembre de 2015 fue del 8,43 % TAE. Por ejemplo, el Crédito Proyecto de Cofidis disponible para múltiples finalidades, un préstamo personal que ofrece hasta 15.000 euros desde el 5,06 % TAE.

La rapidez de concesión será otra característica fundamental de los nuevos préstamos personales. A finales de 2015, los bancos empezaron a ofrecer préstamos preconcedidos de abono inmediato a sus clientes para afrontar los gastos navideños y muchas de estas ofertas todavía se mantienen vigentes a día de hoy. Además, algunas entidades redujeron el tiempo de concesión considerablemente y es probable que muchas otras sigan su ejemplo. Por ejemplo, Banco Sabadell responde en 24 horas a los clientes que solicitan el Préstamo Expansión, siempre que el importe solicitado no supere los 18.000 euros.

La inestabilidad política, una amenaza al crecimiento del crédito

Pero no todo son buenas noticias, pues los expertos avisan de que un período de inestabilidad económica y política podría tumbar sus predicciones. Desde BBVA Research afirman que la principal amenaza del aumento de la concesión de préstamos personales es que se produzca un cambio drástico en el escenario económico-financiero. Por otro lado, el investigador de Funcas Santiago Carbó advierte que “la inestabilidad política puede conllevar que se reconsideren decisiones de inversión”, lo que podría afectar negativamente a la concesión de crédito nuevo.

Ventajas de los créditos rápidos

posted on 02 Jul 2016 00:08 by paugom

5 verdades sobre los créditos rápidos que tu banco no quiere que sepas

A la banca hace tiempo que le ha salido un nuevo competidor. Los minicréditos online han ido ganando terreno durante los últimos años, gracias al cierre del grifo del crédito y a la necesidad de las familias de conseguir liquidez. Además, el auge de Internet ha facilitado la consolidación de esta industria que ha sabido aprovechar el avance de las nuevas tecnologías a su favor. Empresas como ¡QuéBueno!, Vivus, Dispon o Creditomovil permiten conseguir varios centenares de euros en cuestión de minutos, algo que en la banca tradicional parece casi una misión imposible.

Desde el portal MiPréstamo.es señalan que durante los últimos años han ido apareciendo nuevos actores en el sector que han recrudecido la competencia. Una buena noticia de cara al consumidor, que ahora tiene acceso a un mayor número de ofertas de financiación sin necesidad de pasar por el banco. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos de la industria por darse a conocer, aún son muchos los consumidores que desconocen las ventajas de este tipo de productos y que desconfían de ellos por ser algo novedoso ajeno al circuito oficial del crédito. Vale la pena conocer las ventajas de este tipo de productos crediticios, para poder ampliar las alternativas en caso de necesitar financiación y minorar la dependencia bancaria que tenemos, señalan desde el portal especialista en préstamos.


Sin salir de casa y en 15 minutos


Los créditos rápidos han revolucionado la forma de conseguir financiación, despidiendo las largas esperas y diciendo “adiós” a las montañas de documentos. Gracias a las empresas de micropréstamos, se pueden conseguir varios centenares de euros en cuestión de minutos, a golpe de clic y sin salir de casa. Solo es necesario tener un dispositivo con conexión a Internet y el tiempo suficiente para rellenar una solicitud, un proceso que no suele llevar más de cinco minutos y que en la banca podría demorarse semanas e incluir varios desplazamientos.


Creditomovil, por ejemplo, permite conseguir hasta 700 euros en 15 minutos a devolver en un máximo de 45 días (el importe máximo para nuevos clientes es de 300 euros). ¡QuéBueno! y Twinero aún van más lejos y reducen el tiempo a 10 minutos. En el caso de ¡QuéBueno!, el importe máximo es de 900 euros a 30 días (300 euros para nuevos clientes) y en el de Twinero, de 600 (300 también para nuevos clientes).


Sin embargo, los tiempos no siempre son tan ajustados. La recepción del dinero puede llegar a demorarse hasta 48 horas. Depende, sobre todo, del banco con el que trabaje el prestamista y del banco del cliente. Si la transferencia es interbancaria, es decir, entre cuentas radicadas en la misma entidad, el dinero tardará unos pocos minutos en llegar a la cuenta de destino, mientras que si es entre bancos distintos, puede llegar a tardar entre uno y dos días.

Los préstamos gratis sí existen


Aunque parezca utópico, los préstamos a coste cero sí existen. Algunas compañías los utilizan como gancho para captar nuevos clientes. Es el caso de Vivus que ofrece a sus primerizos un minicrédito de hasta 300 euros totalmente gratis a devolver en hasta 30 días, sin intereses ni comisiones ocultas. Es decir, que el cliente solo tiene que devolver la cantidad que ha solicitado.


Cuotas asequibles a pesar del tipo de interés


Los créditos rápidos tienen fama de ser caros y tener intereses desorbitados, muy superiores a los de los préstamos personales bancarios. Es cierto que son más caros y que su TAE puede llegar a superar el 1.000 %. Sin embargo, la TAE no es un buen indicador para medir el precio de un minicrédito, ya que su plazo de devolución no suele superar los 30 días y la TAE es una medida anual.


La mejor forma de conocer el precio de un minipréstamo y comparar las distintas ofertas es tomar una medida de referencia, por ejemplo, 100 euros a 30 días, e ir comparando su precio en los distintos prestamistas. Para un crédito de las características anteriores, el precio suele ser de 30 euros, es el caso de Kyzoo, OK Money o PepeDinero, aunque hay compañías que aplican intereses menores, como ¡QuéBueno! que solo cobra 14,85 euros por cada 100 euros prestados a 30 días al utilizar el código promocional HMC1601.


Sin vinculación ni productos extra


Cuando acudimos al banco en busca de financiación, abrir una cuenta corriente es un paso inevitable. Algunos, incluso, exigen al cliente que asuma cierta vinculación, ya sea domiciliando la nómina, contratando una tarjeta o firmando una póliza de seguro. Sin embargo, las empresas de minicréditos ni requieren que el cliente abra una cuenta nueva ni exigen que asuma vinculación de ningún tipo. Otra ventaja a su favor que facilita el proceso de contratación.
Sin cambiar de banco

Las cuotas de los minicréditos pueden domiciliarse en cualquier cuenta bancaria, por lo que el cliente evita tener que cambiar de banco, algo que no ocurriría en la banca tradicional, que suele exigir que las letras del préstamo se domicilien en una cuenta abierta en la propia entidad.

Los prestamistas de créditos rápidos

posted on 01 Jul 2016 23:43 by paugom

¿A quién rinden cuentas los prestamistas de créditos rápidos?

Es bien sabido que las entidades bancarias de nuestro país tienen la obligación de rendir cuentas ante el Banco de España y ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores, que supervisan todas sus operaciones y comprueban que no se incurra en malas prácticas. Sin embargo, los prestamistas privados de créditosrápidos no reciben la supervisión de estos dos órganos, hecho que genera cierta desconfianza, a veces infundada, en los consumidores.


Pese a que no tienen que rendir cuentas ante los supervisores estatales, desde el comparador financiero HelpMyCash.com apuntan que la actividad de las empresas que conceden préstamos rápidos sí está regulada por la Ley 22/2007, de 11 de julio, sobre comercialización a distancia de servicios financieros destinados a los consumidores. Además, los créditos al instante de más de 200 euros deben cumplir las condiciones establecidas en la Ley 16/2011, de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo.


¿Qué aspectos están regulados?


La ley sobre comercialización a distancia de servicios financieros regula aspectos tan importantes como la información que debe aparecer en el contrato de un crédito rápido. El consumidor de este tipo de productos debe saber, antes de firmar, cuál será el coste total del préstamo que contrate (tipo de interés y TAE, comisiones, etc.) y qué sanciones se le aplicarán en caso de impago, así como conocer los datos del prestamista (nombre de la empresa, dirección, número de registro, etc.).


Asimismo, en la ley de contratos de crédito al consumo se establecen los derechos del consumidor de estos productos, entre los que se incluyen los préstamos rápidos de más de 200 euros. Por ejemplo, en esta norma aparecen dos derechos a menudo desconocidos por los solicitantes de crédito: el derecho al desistimiento y el derecho a la amortización anticipada. El primero establece que el prestatario puede desistir unilateralmente del contrato en un plazo máximo de 14 días naturales desde la firma sin que eso suponga abonar un coste adicional, mientras que el segundo permite al cliente anticipar una parte o todo el capital pendiente de pago, aunque en este caso el prestamista también puede cobrar una compensación de entre el 0,5 % (si queda un año o menos para el vencimiento del plazo) y el 1 % (si queda más de un año para el vencimiento).


La ley no establece un tipo de interés máximo


Sin embargo, ninguna norma pone un límite concreto al tipo de interés máximo que pueden aplicar los prestamistas de créditos rápidos. La única ley vigente que se refiere a este tema es la Ley sobre nulidad de los contratos de préstamos usuarios, promulgada el 23 de julio de 1908, que declara nulo todo contrato de préstamo en que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso o en condiciones tales que resulte aquél leonino.


En diciembre de 2015, el Tribunal Supremo declaró nulo un contrato de crédito revolving con un interés del 24,6 % TAE, una decisión que se interpretó que podría poner coto a los intereses de los préstamos rápidos y de otros productos financieros, como las tarjetas de crédito. No obstante, las empresas que ofrecen créditos al instante siguen aplicando el mismo tipo de interés a sus productos, mientras que la banca aún ofrece tarjetas de crédito con un interés superior al 20 % TAE.

Financiación alternativa los créditos rápidos 2016

posted on 01 Jul 2016 22:00 by paugom

El quién es quién de los créditos rápidos: la financiación del siglo XXI

La financiación alternativa ha llegado para quedarse. En un entorno marcado por la digitalización y la rapidez, las nuevas compañías de servicios financieros han sabido aprovechar las bondades de la tecnología para hacerse un hueco en el sector financiero. Y parece que lo han hecho bien: según el Informe Mundial de Banca Minorista 2016 publicado por Capgemini y Efma, el 70 % de los españoles ha acudido a los servicios brindados por las compañías fintech, siete puntos porcentuales más que la media mundial, situada en el 63 %.

Pero ¿qué es exactamente el fintech? Se trata de la incorporación de las novedades tecnológicas al mundo de las finanzas. Una combinación que ha permitido, por ejemplo, agilizar los procesos de análisis de riesgo y que los consumidores puedan conseguir créditos rápidos a través de Internet en minutos, señalan desde el comparador de préstamos personalesHelpMyCash.com.

Las opciones para conseguir dinero rápido se han multiplicado durante los últimos años. Ya no hace falta salir de casa, todos los trámites pueden realizarse por Internet a golpe de clic. Desde el comparador señalan que las alternativas son variadas y que cada una se ajusta a un perfil de cliente distinto: La mayoría de los perfiles tienen cabida en el sector de la financiación, desde clientes solventes hasta clientes registrados en Asnef, pensionistas o autónomos. Solo hay que saber dónde buscar.

Minicréditos: la alternativa más rápida

Los minicréditos online se han convertido en la alternativa más rápida para aquellos que buscan un préstamo de bajo importe. No obstante, la velocidad tiene un precio: se trata de un producto caro, que supera con creces el precio de los préstamos personales bancarios e, incluso, el de las tarjetas de crédito. Su mayor ventaja es que permiten disponer del dinero en apenas unos minutos y que, además, ofrecen préstamos de importe reducido, mientras que la banca suele centrarse en los créditos de mayor importe.

¿Son una buena alternativa, entonces? Son una opción interesante para solventar situaciones muy puntuales, pero no como forma de financiación recurrente. No obstante, antes de darle el sí quiero a un minicrédito habría que valorar si no tenemos otras opciones a nuestro alcance más baratas, como una tarjeta de crédito, o si podemos beneficiarnos de alguna promoción atractiva. De hecho, la entrada de nuevos actores en el sector ha traído consigo más ofertas. Por ejemplo, Vivus presta a sus nuevos clientes hasta300 euros totalmente gratis, a devolver en 30 días, sin comisiones ni intereses. En ¡QuéBueno! los minicréditos tienen un descuento del 50 % al utilizar el código HMC1601, por lo que uno de 100 euros a 30 días cuesta solo 14,85 euros en lugar de 29,70.

Préstamos privados para los que necesitan más
Los préstamos personales no bancarios han proliferado durante los últimos años. Si bien los minicréditos también tienen una garantía personal, cuando hablamos de este tipo de préstamos solemos referirnos a créditos de importe elevado. Así, se pueden conseguir varios miles de euros en pocos días sin necesidad de acudir al banco. Aquí habría que diferenciar entre los establecimientos privados de crédito que ofertan productos con intereses muy atractivos, de hecho, entre los mejores del mercado, y aquellos prestamistas con mayor flexibilidad en cuanto a los requisitos (aceptan Asnef, nóminas de menor importe, etc.), pero que, a cambio, tienen un precio considerablemente mayor. De hecho, es importante tener presente que tanto la velocidad como la flexibilidad de pagan.

Préstamos rápidos, también para empresas
Las empresas y los autónomos también tienen cabida en el sector de los créditos rápidos. Durante los últimos años han surgido empresas fintech especializadas en conceder líneas de crédito de importe elevado a este segmento de clientes. Su principal ventaja es que solo se paga por la parte del dinero que se haya utilizado, independientemente del valor de la línea de crédito, y permiten conseguir financiación muy rápido, diversificando las fuentes y sin necesidad de pasar por el banco.
Iwoca ofrece líneas de crédito de hasta 50.000 euros a un tipo de interés del 3,5 % mensual, mayor que en el banco, y sin comisiones. Las disposiciones deben devolverse en un plazo de seis meses o menos. En el caso de Spotcap, el importe máximo asciende hasta los 100.000 euros y los plazos de devolución, hasta los 12 meses. El interés mensual es de como mínimo un 0,5 % mensual y tiene una comisión pagadera los dos primeros meses a partir del 1 %.

¿Y qué hay de la banca?
Si bien es cierto que la principal ventaja de la financiación privada es la velocidad, la banca también permite conseguir dinero rápido. Las tarjetas de crédito, uno de los medios de pago más populares del mercado –en 2015 en España había 44,82 millones en circulación-, permiten sacar dinero a crédito o realizar un traspaso a la cuenta corriente en minutos. Si se opta por esta solución, habrá que prestar especial atención a la comisión correspondiente y al tipo de interés aplicado, que suele oscilar entre el 15 y el 27 %.
La banca también está apostando por los préstamos preautorizados que pueden tramitarse rápidamente a través de los cajeros o de la banca virtual de la entidad. Habrá que tener especial cuidado con el tipo de interés, ya que suele ser superior al de los préstamos personales tradicionales. El problema de este tipo de productos es que hay que ser cliente del banco previamente, salvo en el caso de las tarjetas de crédito sin cambiar de entidad que pueden domiciliarse en cualquier cuenta corriente.

La seducción de los créditos rápidos

posted on 01 Jul 2016 21:43 by paugom

Así te seducen las empresas de créditos rápidos

Los minicréditos han ganado protagonismo durante los últimos años. Se trata de préstamos rápidos de importe reducido (no suelen superar los 1.200 euros) que se solicitan por Internet. Las causas de su éxito hay que buscarlas no solo en la facilidad con la que se tramitan, sino en la velocidad de concesión. Acostumbrados a los plazos dilatados de la banca, que puede tardar más de una semana en aprobar una solicitud de crédito, las compañías de créditos rápidos prometen transferir el dinero en 15 minutos a la cuenta del cliente.

La crisis, que ha incrementado las necesidades de liquidez de muchas familias, y el auge de Internet ha recrudecido la competencia de este sector que durante los últimos años ha protagonizado su particular “boom”. El mercado español ha atraído a gigantes del sector como Kreditech, con más de 300 empleados y presente en cinco países, o Vivus, perteneciente a 4finance Group, una de las compañías líderes en la concesión de microcréditos que actualmente opera en 11 países, señalan desde el comparador de minicréditos online HelpMyCash.com.

La proliferación de este tipo de compañías ha aumentado la competencia y ha propiciado la aparición de ofertas cada vez más agresivas con el objetivo de captar nuevos clientes. Una rivalidad que ha favorecido al cliente, que no solo tiene más opciones entre las que escoger sino que, además, puede acogerse a ofertas como créditos gratis, descuentos o planes amigo.

Minicréditos gratis para los nuevos clientes

Uno de los ganchos más seductores son los minicréditos gratis. Están dirigidos a nuevos clientes y el importe de solicitud suele estar limitado a unos 300 euros. Este tipo de préstamos permiten solicitar dinero y devolver únicamente el principal, sin intereses ni comisiones. Son realmente al 0 %. Eso sí, solo si se pagan a tiempo. Es el caso de Vivus que ofrece un préstamo rápido totalmente gratis de hasta 300 euros a sus nuevos clientes a devolver en un máximo de 30 días.


Rebajas en los honorarios


Las rebajas también han llegado al sector de los minipréstamos. ¡QuéBueno!, por ejemplo, aplica un descuento del 50 % sobre los honorarios a sus nuevos clientes. Para ello es necesario utilizar el código HMC1601 en el momento de la solicitud. La rebaja sobre el precio del producto se verá reflejada inmediatamente en el simulador. Así, un préstamo de 100 euros a 30 días costará 14,85 euros en lugar de 29,70. La compañía permite solicitar hasta 300 euros a los nuevos clientes y hasta 900 a los que ya lo han sido previamente a devolver en un máximo de 30 días.
Twinero también aplica descuentos, pero en este caso solo a los ya clientes que como mínimo hayan solicitado un minicrédito previamente. El ahorro oscila entre el 15 y el 25 % sobre el importe de los honorarios.

Plan amigo: descuentos por atraer a tus conocidos

Primero fueron las compañías de telecomunicaciones. Luego fue la banca. Y, ahora, los minicréditos. Las compañías de créditos rápidos han sabido valorar el poder que tiene el boca-oreja y las recomendaciones entre amigos para captar a nuevos clientes, por lo que algunas entidades premian a aquellos que lleven a uno de sus conocidos a la entidad con regalos. Es el caso de Kredito24 que obsequia con 25 euros de descuento en el próximo minicrédito a aquellos que lleven a sus conocidos a la entidad. La compañía regala 25 euros a los padrinos y otros 25 a los apadrinados.

¿Son aconsejables los minicréditos?

A pesar de la fama que acompaña a este tipo de préstamos micro, lo cierto es que pueden ser una buena alternativa en caso de necesidad. Su velocidad los convierte en una opción a tener en cuenta cuando las necesidades de liquidez apremian y no se pueda recurrir a otros productos más baratos como las tarjetas de crédito o los préstamos personales. Eso sí, desde MiPrestamo.es aseguran que solo están pensados para financiar situaciones puntuales, como por ejemplo una avería, un descubierto en cuenta o el pago de un recibo, y no como fuente de liquidez recurrente. Su principal pega es el precio, que son considerablemente más caros que un préstamo tradicional, pero al ser de bajo importe, las cuotas pueden ser asequibles. Por lo general, el precio de un préstamo de 100 euros a 30 días tiene un coste de en torno a los 30 euros.

edit @ 1 Jul 2016 21:54:07 by paugom

La rapidez de los minicréditos

posted on 01 Jul 2016 21:26 by paugom

Qué se esconde detrás de la rapidez de los minicréditos

A raíz de la emisión la semana pasada del documental El Descrédito en La 2 sobre los riesgos de la financiación rápida, recordamos cuáles son las características de los minicréditos y qué debemos tener en cuenta para no caer en una situación de sobreendeudamiento

El Descrédito, dirigido por Víctor Moreno (nominado a un Goya por su documental Edificio España) y producido por ADICAE, una asociación que vela por los derechos de los consumidores de servicios bancarios y de seguros, el pasado 18 de abril fue televisado en el programa Documentos TV. El reportaje, que advertía sobre los riesgos que entraña solicitar algún tipo de producto de financiación rápida, incidió en la poca regulación que existe en nuestro país en torno a estos productos, especialmente en el caso de los minicréditos ofertados a través de Internet.

Pero, ¿verdaderamente es tan peligroso solicitar un minipréstamo? Calificados como productos de usura y con una fama no demasiado buena, lo cierto es que durante los últimos años este tipo de financiación gestionada por empresas privadas se ha popularizado rápidamente en nuestro país, sobre todo a raíz de la crisis, cuando los bancos “cerraron el grifo de la financiación” a familias y a empresas españolas.

Por ello, cada vez más los prestamistas son conscientes de su responsabilidad de dar a los usuarios una información clara y de calidad sobre las condiciones, los procedimientos y el coste de los minicréditos. Además de comprometerse a cumplir con lo que han ofertado: la posibilidad de conseguir hasta 1.200 euros en cuestión de minutos y sin tener que realizar largos y pesados papeleos.

¿Qué lógica siguen los prestamistas?
En primer lugar, debemos tener claro que las empresas de minicréditos son denominadas fintech, es decir, que utilizan la tecnología para ofrecer productos y servicios financieros. Esto les permite contar con nuevos mecanismos para analizar el perfil de riesgo de los solicitantes de minicréditos cuando realizan su solicitud online, como Instantor (que valida la identidad del cliente sin tener que enviar documentación) o los algoritmos que estudian de manera instantánea los datos personales y económicos del interesado.


Esta es la razón por la que los minicréditos son concedidos de manera tan rápida y nos permiten tener el dinero que necesitamos en nuestra cuenta bancaria en menos de 15 minutos. Además, debido a que las cantidades que podemos conseguir con estas compañías son menores (no suelen superar los 1.200 euros, 500 euros en el caso de los nuevos clientes) y, por lo tanto corren menos riesgo al prestar dinero, ya que en caso de impago las cuotas a deber no son muy abultadas, pueden permitirse exigir a los clientes requisitos más flexibles en comparación con la banca tradicional.


Eso sí, estas facilidades tienen un precio y los minicréditos suelen tener un coste bastante más elevado en comparación con el resto de los préstamos personales del mercado. A diferencia de estos últimos, que actualmente tienen una TAE media que ronda el 9 %, la de los minicréditos puede ascender hasta el 4.000 %. No obstante, fijarnos en la TAE no es una buena herramienta para calcular el coste real de estos productos debido a que su plazo máximo de reembolso no suele ser superior a los 30 días. Por ello, si queremos conocer realmente el coste de lo minicréditos deberíamos fijarnos en su interés diario o mensual o, como opción recomendada, en el precio de 100 euros prestados a 30 días.


Por ejemplo, teniendo en cuenta este método para conocer el precio de los minicréditos, con ¡QuéBueno! podemos conseguir nuestro primer minicrédito de hasta 300 euros a mitad de precio. En este caso, uno de 100 euros a 30 días tendría un coste de 14,85 euros, siempre que utilicemos el código promocional HMC1601. Asimismo, Vivus nos permite acceder a un máximo de 300 euros gratis, siempre y cuando sea la primera vez que realizamos una solicitud de minicréditos con ellos. Si somos clientes habituales, un crédito de 100 euros a 30 días nos costará 28 euros. Es decir, que a pesar de la TAE desorbitada, las cuotas son asequibles